Agua potable de calidad, un derecho negado a los camoapas

Periodismo Ciudadano
 
Boaco
 
Agua potable de calidad, un derecho negado a los camoapas 
 
Carlos Flores
 

A 17 años de elaborado el proyecto de construcción para el abastecimiento del agua potable en Camoapa, denominado: Proyecto Presa Rocas Morenas-Camoapa, impulsado para mejorar el servicio en la cantidad y calidad necesaria para satisfacer la demanda del casco urbano del municipio; jamás se pudo prever los enormes problemas que ahora viven los pobladores en relación a la calidad del servicio y en muchos casos a la sostenibilidad en el tiempo del suministro de agua potable.


Desde hace años han surgido fuertes quejas en relación al desabastecimiento y ya en la actualidad la crítica se centra en la calidad del servicio de agua potable. Problema que se ha convertido en prioridad, en cuando a demanda de sus ciudadanos, pero que sigue siendo tema pendiente por parte de las autoridades. Investigaciones de la radio local Camoapa Estéreo han señalado la presencia de coliformes fecales en el agua y los posibles efectos en la salud de sus consumidores, sin embargo esto ha sido manejado con discrecionalidad por parte de la delegación municipal y departamental de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (ENACAL) y más recientemente una investigación que realizó la Universidad Politécnica de Cataluña sobre de la calidad de agua en las distintas fuentes de agua de consumo humano, titulada: Estudio sobre el abastecimiento, la calidad y el servicio de agua en la ciudad de Camoapa, Nicaragua 2016, la que confirmó que el 70% de la población no bebe agua en condiciones aptas para el consumo y el 58% de la población no le da ningún tratamiento antibacteriano antes de consumirla, según informe presentado por el Ing. Ignacio Bodán ante el Concejo en abril de este año.

Recientemente hemos podido constatar la presencia de sedimentacion en el agua que suministra la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (ENACAL), con cambios de coloración, presencia de tierra y en épocas de verano olor a putrefacción, situación que se repite constantemente durante periodos alternos del mes. 

Como la fuente de abastecimiento es agua superficial, la calidad de esta agua necesita ser tratada para alcanzar la calidad requerida para el consumo humano, sin embargo existen serios problemas en el sedimentador y la planta potabilizadora pues aun hay residuos de arenilla, falta de cloración del agua y las investigaciones señalan presencia de posibles patógenos en el agua destinada al consumo humano. Muchos son los que tienen competencia en el tema, pero nadie hace nada. Al respecto la Alcaldesa del Municipio señaló: “Esa situación ya la sabemos y ENACAL es la encargada de atenderla y resolverla y ya se están abriendo nuevos pozos”.

Nuestra Carta Magna, no habla de manera explícita sobre el derecho que goza un ciudadano nicaragüense de recibir un servicio vital para la vida en la calidad y cantidad requerida, pero sí lo vincula con el articulo 59 que expresa: “Los nicaragüenses tienen derecho, por igual, a la salud. El Estado establecerá las condiciones básicas para su promoción, protección, recuperación y rehabilitación”. En lo concerniente a la calidad del agua, es el Ministerio de Salud (MINSA) el responsable de velar por la composición y pureza de este vital líquido, así lo establece el articulo 69 de la Ley General de Salud: “El saneamiento ambiental comprende la promoción, educación, mejora, control y manejo del ruido, calidad de aguas, eliminación y tratamiento de líquidos y sólidos, aire, la vigilancia sanitaria sobre factores de riesgo y adecuación a la salud del medio ambiente en todos los ámbitos de la vida y el fomento de la investigación científica en la materia.

El Ministerio de Salud en el ámbito de su competencia tendrá la facultad de determinar los rangos máximos contaminantes permisibles y las normas técnicas a que deben sujetarse las personas naturales o jurídicas en las materias relacionadas con el medio ambiente; coordinados con otras autoridades e instancias correspondientes.

En esta dirección, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en el año 2010 en su informe sobre “Los Recursos Hídricos de Nicaragua”, menciona en relación a la calidad del agua doméstica en Nicaragua, lo siguiente: “En la región Centro-Norte, los municipios de San Rafael del Norte, San Sebastián de Yalí, Muy Muy, San Lorenzo, Camoapa, La Libertad y Santo Domingo también presentan un alto índice de problemas de calidad de agua”. Sin embargo a pesar de las multiples investigaciones, señalamientos y fuertes críticas de todos estos actores, la situación en la calidad del agua esta aun como un derecho pendiente y la Alcaldía del municipio prefiere desviar la atención cuando se le consulta sobre el tema, aun cuando la Ley de Municipios en su artículo 7, numeral 7 e inciso a, asi lo señala: “El Gobierno Municipal, tendrá entre otras las competencias siguientes: La prestación a la población de los servicios básicos de agua, alcantarillado sanitario y electricidad. En tal sentido, el municipio podrá: construir, dar mantenimiento y administrar los acueductos municipales y las redes de abastecimiento domiciliar en el municipio”.

Los habitantes de este hermoso y productivo municipio siguen esperando esa restitución de derechos promulgada por el gobierno central, que hasta la fecha no hace eco en las autoridades locales con competencia en el tema del agua, aun conociendo la Ley No. 620, Ley General de Aguas Nacionales, que establece sanciones para aquellos que incumplan con este derecho tan básico y vital para todos los nicaragüenses.
 
 

Página 1 de 78