Dos años más de cárcel por homicidios imprudentes en accidentes de tránsito

El subdirector de la Policía, comisionado mayor Francisco Díaz y la presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Alba Luz Ramos, adelantaron que a través de las reformas penales, los homicidios imprudentes en accidentes de tránsito causados por un conductor en estado de ebriedad o bajo los efectos de drogas tendrán penas de cárcel de entre 5 y 10 años y la mediación será eliminada. Asimismo se mantendrá la prisión preventiva y el conductor será considerado como un delincuente de alto peligrosidad hasta que haya sentencia. Estos casos serán vistos por un juez técnico y no por un jurado de conciencia.

Actualmente el Código Penal establece de 4 a 8 años de cárcel por el homicidio imprudente.

El Ejecutivo introdujo propuestas de reformas para la Ley de Violencia contra las Mujeres, el Código Penal y el Código Procesal Penal.

En la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional iniciaron este miércoles las consultas a las propuestas de reformas penales y, como estaba previsto, solo serán escuchados los funcionarios de las instituciones que redactaron las reformas.

La presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Alba Luz Ramos y el magistrado Rafael Solís Cerda, el procurador Hernán Estrada, la fiscal general Ana Julia Guido, el subdirector de la Policía, comisionado Francisco Díaz con los diputados de la Comisión de Justicia que en su mayoría son sandinistas, se reunieron la mañana de este miércoles.

Previo a ingresar a la reunión, la fiscal general Ana Julia Guido dijo que viene a “respaldar las reformas” porque consideran que “es necesario elevar las penas” de cárcel para los delitos de asesinato, parricidios, violación a menores de 14 años y violación agravada, como está propuesto.

Lo que no respondió la fiscal Guido es sobre las críticas que hacen organismos defensores de derechos humanos, la red de mujeres y abogados independientes sobre que las reformas violan la Constitución al imponer la prisión preventiva en delitos calificados graves y que sean juzgados en Managua casos considerados de relevancia social.

La magistrada Ramos defendió el aumentar las penas de cárcel “porque la ley no sólo tiene una función punitiva sino también social de advertir a los infractores que las penas por hechos graves tienen graves consecuencias“.

Ramos anunció que iniciarán una campaña de difusión sobre el delito de asesinato agravado que se estará creando vía reforma penal.

En la Comisión de Justicia se espera que asistan representantes del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep)quienes sentarán la posición del sector privado sobre si respaldan o no las reformas penales del Gobierno.

La Prensa/Lucía Navas