Gobierno no aclara cuándo se reducirá el subsidio energético

El titular del Ministerio de Energía y Minas (MEM), Salvador Mansell, se negó a explicar a partir de cuándo y cuál será el mecanismo que se aplicará para reducir los subsidios en la tarifa de energía a los consumidores de menos de 150 kilowatt al mes, medida que se incluye en el plan de ajuste al sector eléctrico.

Aunque, según Azucena Castillo, diputada del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Mansell les informó en la Comisión Económica que la reducción del subsidio en la tarifa social a los usuarios será a partir del 2021.

El ministro Mansell fue consultado, este martes, en la Comisión Económica de la Asamblea Nacional sobre el préstamo de 65 millones de dólares con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que financiará el Programa de Fortalecimiento del Sector Eléctrico III, a ejecutarse entre 2018 y 2022.

Al final de ese encuentro, el ministro Mansell mencionó algunas medidas del programa en ejecución, pero dejó sin responder a partir de qué año será efectiva la reducción del subsidio a los consumidores de menos de 150 kilowatt al mes y a los jubilados también.

Actualmente quienes consumen hasta 150 kilowatt al mes reciben un subsidio mayor al cincuenta por ciento en su factura. Sin embargo, la nueva política contempla que los porcentajes del subsidio tarifario sean diferenciados en rangos del 50, 45 y 25 por ciento.

En el caso de los jubilados, quienes consuman 150 kilowatt al mes de energía se les subsidiará el cincuenta por ciento y cuando el consumo sea hasta 300 kilowatt el beneficio será del 25 por ciento. Los jubilados que consuman más de los 300 kilowatt al mes ya no recibirán subsidio, según lo propuesto por el Gobierno.

La diputada Castillo refirió que el ministro Mansell “nos explicó en la Comisión que no es de un solo” que se aplicará la reducción del subsidio, sino que “será a partir del 2021. Será gradual”.

El ingeniero eléctrico Fernando Bárcenas analizó, la semana pasada, que los usuarios que queden fuera del rango de la tarifa social sufrirán un incremento del sesenta por ciento en su tarifa entre el 2018 y 2022, como efecto de la reducción del subsidio.

Pero, según la diputada Castillo, el ministro Mansell les aseguró que con todas las medidas impulsadas para estabilizar al sector, la tarifa a los consumidores deberá bajar y por tanto los usuarios que pierdan el subsidio no serán afectados en sus costos.

“Hay una promesa del Ministerio de Energía que dice que esa eliminación del subsidio va a ir compensándose con la bajada del costo de la energía, o sea, la tarifa se irá reduciendo (…), Supuestamente el que ha venido gozando del subsidio no va a sentir (este cambio)”, afirmó Castillo.

La legisladora recordó que todas las medidas del plan de ajuste en el sector energético las impulsa el Gobierno por ser condiciones del préstamo del BID.

“Esto se hace con un préstamo que es de apoyo al Presupuesto (estatal), pero les exigen unas políticas que van orientadas a la reducción de los costos de la producción energética en Nicaragua”, afirmó Castillo.

Pérdidas técnicas bajan 2 por ciento

Lo que informó el ministro Mansell es que con la implementación de las dos fases anteriores del plan de ajuste al sector se han logrado estabilizar las pérdidas técnicas de la empresa Disnorte-Dissur en la distribución de energía, al reducirlas en un dos por ciento en los asentamientos.

“Hemos venido trabajando en fortalecer el sector eléctrico de Nicaragua y eso tiene que ir acompañado por un sin número de tareas, por ejemplo, hemos garantizado con el programa que ya iniciamos de reducción de pérdidas y estabilizarlas y empezarlas a reducir, que ha sido una de las grandes luchas, el dos por ciento en los asentamientos”, dijo Mansell.

Esa disminución se consiguió al legalizar “a más de 320 asentamientos” de los 648 que a nivel nacional están conectados ilegalmente al sistema eléctrico, según el MEM.

El presidente de la Cámara de Energía, César Zamora, explicó la semana pasada que las pérdidas técnicas en la distribución se calculan en un veinte por ciento y la meta es bajarlas al nueve u ocho por ciento.

“Hay una promesa del Ministerio de Energía que dice que esa eliminación del subsidio va a ir compensándose con la bajada del costo de la energía, o sea, la tarifa se irá reduciendo”.

Azucena Castillo, diputada del PLC.

Acciones del plan de ajuste

Otra de las medidas del plan de ajuste en el sector energético es acelerar el cambio de la matriz. Según el ministro de Energía, Salvador Mansell, actualmente el 53 por ciento de la energía generada en el país es con fuentes renovables.

“Hemos venido formulando una planificación de la generación 2017-2030 con la incorporación de fuentes renovables, de igual forma estamos trabajando en incorporar (nuevas) fuentes renovables”, dijo Mansell.

Refirió el ministro que además se evalúan “las posibilidades de licitaciones que se están dando a nivel internacional para encontrar un mejor precio en la compra de energía” eléctrica para Nicaragua.

Se ha avanzado —aseguró— en reemplazar el sistema interconectado nacional con la puesta en operaciones de 26 subestaciones eléctricas a nivel nacional y en el hecho que el país ya tiene la normativa de la operación del sistema energético armonizada con la normativa de la región centroamericana.

La Prensa/Lucía Navas